¿Son los Hombres insensibles?

Comparte en Redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Es algo que se da por hecho en la sociedad actual: Los Hombres son estoicos, no lloran, no se emocionan por tonterías, mientras que las mujeres son todo lo contrario. Es un concepto que ya ha quedad grabado en la mente de todo el mundo. Está tan machacado, tan publicitado, que al final todos se lo terminan creyendo.

Aunque actualmente mucha gente aboga por lo contrario, todavía es muy común que desde pequeños, se adoctrine a los niños en que son diferentes de las niñas, que no deben llorar, que las cosas rosas y bonitas no son para ellos, se les permite ser un poco más caprichosos y agresivos, tal vez en ocasiones, se les anima a participar en actividades de más acción física que a las niñas.  Se les compara con ellas como si fueran un mal ejemplo: aún antes de que sean lo suficientemente maduros para comprenderlo, se les hace entender que mostrar actitudes «afeminadas» es algo de lo que avergonzarse, es algo malo, antinatural y está tan profundizado es eso que incluso entre los mismos niños se convierte en motivo de humillación.

Los sentimientos y emociones son algo natural en el ser humano. Así que no, los hombres ¡NO SON INSENSIBLES! Es precisamente esa obsesión por conseguir esa actitud la que no es natural y trae muchas consecuencias negativas: Al reprimir las emociones a la larga se genera angustia, estrés, frustración, confusión… muchas veces se acaba recurriendo a la agresividad al no saber expresar las emociones de otra manera. Al fin y al cabo, ¿cómo expresar las emociones más devastadoras cuando está tan mal visto llorar?

Si eres hombre y sientes que hay algo que te bloquea, que te impide continuar, algo que no puedes llegar a comprender, piénsalo. ¿Cuántas veces quisiste expresarte pero te frenaste por que estaba mal visto, por temor a que se rieran de tí, porque estabas en un lugar público, o por temor a que dudaran de tu sexualidad, en caso de ser heterosexual? ¿Cuántas veces preferiste golpear, tirar y destrozar objetos antes de admitir tu desazón? ¿Alguna vez acabaste llegando a las manos cuando las cosas no salían como querían? Es imposible ser feliz viviendo de esa manera, ¡Eso debe terminar!

Date la oportunidad, ¡no es malo! Exprésate, no tengas miedo y saca todo lo que te oprime en el pecho. Notarás el cambio. Y no permitas que esta concepción errónea sobre la estoicidad en los hombres siga propagándose. Si tienes la oportunidad, comienza a educar correctamente a niños y niñas de la importancia de tener sentimientos y saber expresarlos. Porque entre todos podemos conseguir el cambio, podemos crear un mundo más feliz.

¿Te atreves a dar el paso?

Comparte en Redes Sociales si te gustó 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Blanca Holanda. escritora de libros y novelas tales como: La coleccionista de sensaciones o Clandestina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clandestina La Novela de Blanca Holanda

Accede a tu parte prohibida

¿Qué vida diseñarías en una hoja en blanco? 

¿Hasta qué punto cada persona esconde una parte clandestina?