La historia del hacha

Comparte en Redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
hacha

hacha

En cierta ocasión, un joven llegó a un campo de leñadores con el propósito de obtener trabajo. Habló con el responsable y éste, al ver el aspecto y la fortaleza de aquel joven, lo aceptó sin pensárselo y le dijo que podía empezar al día siguiente.

Durante su primer día en la montaña trabajó duramente y cortó muchos árboles.

El segundo día trabajó tanto como el primero, pero su producción fue escasamente la mitad del primer día.

El tercer día se propuso mejorar su producción. Desde el primer momento golpeaba el hacha con toda su furia contra los árboles. Aun así, los resultados fueron nulos.

Cuando el leñador jefe se dio cuenta del escaso rendimiento del joven leñador, le preguntó:

-¿Cuándo fue la última vez que afilaste tu hacha?

El joven respondió:

-Realmente, no he tenido tiempo… He estado demasiado ocupado cortando árboles…

ES IMPORTANTE HACER TODO LO QUE TE PROPONGAS E INTERNTAR MEJORAR DÍA A DÍA, PERO SI EL RENDIMIENTO NO ES EL ESPERADO, HAY MOMENTOS EN LOS QUE ES MEJOR PARARSE POR UN MOMENTO, PENSAR EN CÓMO SE ESTÁN HACIENDO LAS COSAS Y BUSCAR UNA SOLUCIÓN, QUE PUEDE SER LO MÁS SIMPLE QUE TE IMAGINES, PERO SI NO TE LO PLANTEAS POR FALTA DE TIEMPO SE PUEDE CONVERTIR EN UN OBSTÁCULO EN LO QUE QUEREMOS SACAR ADELANTE….¡REFLEXIONA!

Comparte en Redes Sociales si te gustó 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Blanca Holanda. escritora de libros y novelas tales como: La coleccionista de sensaciones o Clandestina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clandestina La Novela

Accede a tu parte prohibida

¿Qué vida diseñarías en una hoja en blanco? 

¿Hasta qué punto cada persona esconde una parte clandestina?