Érase una vez un mundo lleno de personas comprometidas

Comparte en Redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
el mundo

el mundo

¿Te imaginas un mundo donde las personas estuvieran más comprometidas con su propósito de vida?.

A veces buscamos comprometernos con causas ajenas y lo hacemos con entusiasmo pero ese interés nos dura muy poco y no persistimos en el tiempo. ¿Cómo vas a comprometerte con otras causas si no lo estás con la tuya?

Durante un tiempo pensé que la motivación y la pasión movían el mundo, sin embargo, ¿qué nos mueve cuando nos levantamos por la mañana sin motivación, y si la pasión se acaba?. Lo único que he descubierto que puede mover verdaderamente este mundo es el COMPROMISO, algo más grande que la pereza, los miedos, la frustración y el fracaso. Cuando estás comprometida/o con tu propósito de vida, con el mundo, con tu crecimiento personal y mejora, nada puede acabar con el COMPROMISO, ya sea contigo mismo o con los demás.

Es un término que he descubierto no hace tiempo y que ha cambiado mi perspectiva de la vida y se ha convertido en el motor que me mueve cuando no me queda nada más y cuando me queda también porque me ayuda a enfrentarme al día a día con más facilidad.

El COMPROMISO es fundamental para sacar adelante nuestros objetivos. Es esencial para desarrollar las iniciativas que tengamos en mente y persistir en el proceso, independientemente de los obstáculos, impedimentos o dificultades que podamos encontrar en el camino.

La principal definición de la palabra compromiso en el diccionario es: Obligación contraída por medio de acuerdo, promesa o contrato. Es una obligación, lo que supone cumplir ciertas normas o requisitos durante un determinado periodo de tiempo con quien tengas el acuerdo, ya sea contigo mismo o con alguien externo.

Por lo tanto comprometerse con una causa, ya sea profesional, personal, benéfica o de cualquier índole supone asumir unas reglas, cumplirlas y no dejarlo de lado a la primera de cambio, por una dificultad o imprevisto que pueda modificar el planteamiento que se tenía al principio.

Con el compromiso como término primordial en nuestro vocabulario personal podemos llegar muy lejos. Esta claro que no es la única cualidad para afrontar la vida, pero el compromiso es un gran paso para comenzar una aventura nueva con unos objetivos claros y unas perspectivas de futuro amplias.

¿Eres comprometido?, sino es asi, ¿te planteas afrontar tu vida desde un punto de vista del compromiso?. Todo es posible si lo intentas con interés y pones entusiasmo en tus quehaceres y metas. Vivir con compromiso facilita las cosas y el modo de llevarlas a cabo.

Comparte en Redes Sociales si te gustó 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Blanca Holanda. escritora de libros y novelas tales como: La coleccionista de sensaciones o Clandestina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clandestina La Novela de Blanca Holanda

Accede a tu parte prohibida

¿Qué vida diseñarías en una hoja en blanco? 

¿Hasta qué punto cada persona esconde una parte clandestina?